La importancia del material de calidad para la ropa adaptada

La importancia del material de calidad para la ropa adaptada

La vestimenta siempre debería tener la importancia que merece. Sin embargo, sabemos de manera más que sobrada que la muchas personas prefieren sacrificar en algunos aspectos a cambio de conseguir unos precios realmente bajos.

Hay casos en los que, por supuesto, la repercusión de esta decisión es mínima, pero en otros, como es caso del vestido especial, las consecuencias de una mala decisión pueden ser importantes. Descubre de qué estamos hablando en este post dedicado a la importancia del material de calidad para la ropa adaptada.

¿Por qué es importante usar materiales de primera calidad para diseñar ropa adaptada?

Te habrás dado cuenta de que las prendas adaptadas para personas dependientes no se encuentran en tiendas populares, y de que su precio no es el mismo, por supuesto. Esto se debe a que nada tienen que ver unas y otras.

Los tejidos, los acabados y los cierres de la ropa especial adaptada deben incluir las siguientes características para satisfacer las necesidades de los usuarios que la precisan.

Rigidez

En primer lugar, resulta más que obvio que no se pueden abaratar costes eligiendo tejidos de baja calidad que sean rígidos.

El motivo es simple: Estas prendas las utilizan, en gran medida, personas que las llevarán durante una importante cantidad de horas, además, con un estilo de vida sedentario en el que incluso se mantienen las mismas posturas tanto en cama como en silla de ruedas durante prácticamente todo el día.

Las telas deben ser suaves para que el usuario no las note y, por supuesto, que estas no les incomoden.

Especialmente importante es el diseño de costuras que no se claven, en especial para el usuario que va en silla de ruedas y que está obligado y sentir las costuras de sus pantalones sin poder descansar ni un instante desde que se sienta. Lo mismo ocurre cuando duerme.

Pijama para personas dependientes

Cierres adecuados

En cuanto a los cierres, tenemos que tener especialmente en cuenta cuatro aspectos:

  • Deben ser igualmente cómodos, manteniendo lo que acabamos de decir en el punto anterior.
  • Deben colocarse de manera que el usuario, si es lo que se necesita, no tenga acceso a ellos, de manera que no pueda desvestirse, rascarse, quitarse el pañal, etc.
  • Se habrán de situar, a su vez, en lugares estratégicos para que sea fácil para el asistente vestir y desvestir al usuario. 
  • También en este aspecto, se debe tener el cuenta el tipo de cierre a elegir. Una cremallera puede ser ideal para evitar el desvestido de personas con discapacidad mental, pero para quien aún pueda y desee ayudar a vestirse y desvertirse, el velcro puede ser una mejor opción, por poner un ejemplo.

Muchas lavadas

Por otro lado, es importante tener en cuenta que las prendas de vestir para personas mayores y discapacitadas suelen ensuciarse a menudo. Son muchos los factores que hacen que esta ropa se manche más: demasiadas horas de uso, mal pulso u otras dificultades para comer, necesidad de higienización por heridas, caídas, mal control de esfínteres, disponer de pocas prendas…

Por todos estos motivos, resulta más que evidente que este vestuario se va a lavar mucho y, por tanto, para que sea duradero, debe ser resistente a las lavadas.

Productos químicos

Similar a lo anterior tenemos el que las piezas sean, además, resistentes a los químicos como lejías fuertes, amoniacos, productos de esterilización, fármacos...