¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger la ropa adaptada adecuada?

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de escoger la ropa adaptada adecuada?

La ropa adecuada incluye toda aquella prenda que está enfocada a personas, tanto adultos como gente más joven, que pueden tener algún tipo de dificultad a la hora de vestirse. Esto puede ocurrir por múltiples razones, ya sean personas con algún tipo de enfermedad o aquellas que para realizar su actividad diaria necesiten un tipo de ropa predeterminada.

Con lo que lo más importante es que este tipo de vestimenta adaptada para personas con problemas de movilidad pueda servir a todo el mundo para que el usuario obtenga con ella una sensación de bienestar.

Con todo esto, en este post se va a tratar de explicar la razón por la que existe la ropa adaptativa y el tipo de usuarios que más la precisan. Además, responderemos a la pregunta estrella de nuestros clientes: ¿qué debo tener en cuenta a la hora de escoger la ropa adaptada adecuada?

La característica principal de este tipo de prendas es que permite a los profesionales acceder a las zonas específicas del cuerpo sin la necesidad de quitar-las por completo. Ello aporta una sensación de dignidad que, en determinados momentos, el usuario puede llegar a perder y permite, además, un acceso rápido para las personas con ciertas necesidades.

Ropa adecuada a toda persona con una dificultades para vestirse

Este tipo de vestimenta es muy útil para personas que tienen problemas de movilidad como pueden ser las personas de avanzada edad, las víctimas de enfermedades como la artritis, Parkinson, esclerosis o víctimas de accidentes cerebro-vasculares, personas con discapacidad mental...

Predas de vestir para personas mayores

Las telas utilizadas en dicho tipo de vestimenta especial para personas dependientes está hechas con materiales no abrasivos para la piel y que poseen una gran capacidad para ser limpiadas a menudo. Beneficia al usuario a diferentes niveles:

  • A nivel de diseño: ya que tienen algunos muy prácticos, como es el diseño del hombro descubierto, con lo que se puede colocar la prenda sin la necesidad de introducirla por el cuello. Además, se tratan de eliminar las cremalleras o colocarlas en zonas estratéicas y crear ropa más adaptable para cualquier utilización.
  • A nivel psicológico: ya que al estar preparada para ser un poco más ancha, no ofrece problemas para la colocación, ni incomodidades para el propio usuario que las lleva.

Finalmente, quedan por recordar los zapatos ortopédicos. Estos se utilizan para todo tipo de pacientes que tienen trastorno en los pies y la zona de los tobillos.

Muchas veces, se trata de realizar una pequeña reforma en el calzado habitual, pero que con dicha adaptación permita el acceso a unos zapatos acordes. Los enfermos que podrían precisar este tipo de calzado son los pacientes de diabetes, longitud de pierna desigual, con los callos, ampollas y juanetes y los espolones en el talón.

Este tipo de zapatos llevan la horma más ancha y unos zapatos de tacón bajo.

Con todo esto y a nivel de resumen, para saber lo que hay que tener en cuenta a la hora de escoger la ropa adaptada educada, lo más importante es que la prenda escogida se adapte perfectamente a la necesidad a cubrir, ya sea evitar removerse el pañal, rascarse, desvestirse... o bien facilitar la puesta durante muchas horas, como sucede a las personas que van en silla de ruedas.