Tipos de tejidos para la confección de la ropa

Tipos de tejidos para la confección de la ropa

Aunque la característica más importante de las prendas adaptadas sea, quizás, su diseño, no podemos dejar de recordar que existen otros aspectos muy importantes que se deben considerar para crear las piezas perfectas. Uno de ello sería la elección entre los diferentes tipos de tejidos para la confección de la ropa.

 

La importancia del material de calidad para la ropa adaptada es esencial, por lo que cada tejido cuenta, no dejan de ser, al fin y al cabo, la disposición de los hilos entrelazados que lo forman, que, según sea, terminará por crear paneles de tela de unas u otras características como la suavidad, la elasticidad y demás. A su vez, la utilización de cada uno de ellos hace que una misma prenda pueda variar, y mucho, en aspecto como su caída, la frescura, la facilidad de movimiento…

 

Clasificación de los tipos de tejidos para la confección de ropa

Podemos hacer dos clasificaciones principales, el material y origen.

Según su procedencia u origen

Considerando su origen, tenemos tejidos:

•        Vegetales: El hilo es de origen vegetal. Se utiliza para crear también otros enseres. Algunas telas de este tipo son el algodón, el lino, el cáñamo o el yute.

•        De origen animal: Los hilos se obtienen del pelaje de diferentes animales. Encontramos, lana, cuero, seda...

•        Artificiales: Estos tejidos son se realizan con fibras sintéticas, hechas en fábrica enteramente. Encontramos muchísimos como la licra, el nylon, el poliéster o el rhovil.

 

Según los materiales utilizados

Si tenemos en cuenta los materiales utilizados, damos con las siguientes telas:

•        De batista: Se hace en algodón o lino; es fina y muy suave.

•        Brocada: Incluye bordados con relieve que se suelen hacer en metal, seda y, en ocasiones, rayón.

•        De fieltro: Las fibras quedan adheridas en varias direcciones para ganar firmeza y consistencia. Suelen ser variadas para ganar en cuerpo y, por lo general, artificiales.

•        De lona: La lona se hacía en algodón aunque actualmente también se utilizan fibras artificiales para dotarla de resistencia e impermeabilidad. El resultado es un tejido denso, rígido y de gran resistencia.

•        De encaje: El encaje se crea a partir de la torsión y el entretejido de fibras diversas como el algodón, la seda o el lino e incluso se añaden hebras de metales preciosas como la plata o el oro para dotarlo de una gran belleza.

•        De crepe: El crepe se confecciona con lana suave o seda natural. El tejido que se consigue el rugoso e irregular, con un tacto granulado. No es un tejido confortable pero sí muy vistoso y personalizable, siendo muy alto su valor estético.

•        De seda: Finalmente, tenemos la seda. Se confecciona con las hebras de seda de los capullo de gusano por lo que requiere de un alto grado de dedicación y delicadeza. A cambio se obtiene una prenda también delicada, suave y muy bella.

 

Es mucho el material disponible para realizar la ropa. Sin embargo, la confección de nuestras prendas adaptadas debe atender a un factor esencial: la comodidad. Por ello, muchos de estos tipos de tejidos para la confección de la ropa adaptada quedan descartados. En nuestras prendas encontrarás, para su mayoría, composiciones de algodón y algún poliamida.

Como siempre, contacta con nosotros si tienes algún tipo de duda o pregunta. ¡Un saludo y hasta la próxima!