Uso correcto del pijama anticontención

Uso correcto del pijama anticontención

Como usar correctamente el pijama anticontención

Resulta muy curioso como, en ocasiones, acuden a nosotros personas interesadas en nuestras prendas por su diseño ancho y confortable, aun sin ser alguien con una necesidad específica como puede ser una persona con discapacidad intelectual o en silla de ruedas. Es algo que realmente nos ha sorprendido y, debido a la “demanda”, queríamos aclarar hoy algunos puntos sobre el uso correcto del pijama anticontención.

 

¿Cómo es un pijama anticontención?

Los pijamas anticontención son aquellos diseñados de manera que no supongan al usuario un problema en relación a su contención o movimiento. Dicho de otra manera, se trata de una prenda que, aun con el movimiento nocturno propio de las personas, no se nos queda estrecho, nos tira ni nos molesta.

 

Son piezas diseñadas con patrones específicos para conseguir exclusivamente este resultado. ¿Cómo? Primeramente, no hay más que echar un vistazo para comprobar que se trata de una prenda ancha. Sin embargo, no se trata de vestirnos con pijamas gigantes ni mucho menos. Al contrario, es necesario que, aunque se trata de una prenda holgada, tomemos el tiempo necesario para escoger la talla que corresponde. No por ser más ancha vamos a estar más cómodos; un pijama anticontención grande tendría demasiada tela, lo que se traduce en que se formarían cúmulos y se clavarían las cremalleras. Uno demasiado estrecho no cumpliría con su función de anticontención.

 

Dicho esto, que resulta bastante obvio, pues es algo que ocurre también con las prendas que no son adaptadas, tenemos que indicar que ese no es el secreto, si no, como decimos, no serían pijamas adaptados. Además de ser holgado todo el, nos encontramos con que lo son, de más, las zonas que suelen producir tirones, aquellas que van del tronco a las mangas y a las piernas. Así, un pijama anticontención adaptado cuenta con zona de axila y de ingle más ancha en relación a otro, de la misma talla, que no es adaptado.

 

En cuanto a escoger un modelo de apertura a la espalda o en la pernera, dependerá de la necesidad personal de cada usuario. Aquellos quienes suelen desvestirse por las noches (por picores, manías, quitarse el pañal, etc) deberían llevar un modelo con cierre al que sólo el cuidador pueda tener acceso. Si la persona no se desviste, quizás sea mejor opción elegir un modelo con cremallera en las piernas, de manera que el pañal se pueda poner más fácilmente si tener que desvestir al usuario por completo.

 

Cuando compres nuestros pijamas anticontención…

Una vez hayas elegido la talla adecuada, midiendo la cintura y la cadera del usuario, escoge tu modelo favorito; puedes adquirir el que desees e incluso, para algunos modelos, disponemos de packs de dos e incluso tres pijamas.

Tienes que hacer el pedido online y en muy poquito (2 o 3 días de lunes a viernes) lo tendrás en la dirección que desees, pagando contra-reembolso.

 

No te preocupes porque ante cualquier tipo de duda puedes ponerte en contacto con nosotros. De esta manera, te aseguras de hacerte siempre con el tus prendas adaptadas perfectas. Dispones de un formulario de contacto y de un número de teléfono, el 931158790, para ello. Deja que te asesoremos sobre el uso correcto del pijama anticontención.