Ropa para ancianos encamados

Ropa para ancianos encamados

La ropa para ancianos encamados es una imperante necesidad actual que beneficia tanto al usuario como a la persona que lo viste, mejorando considerablemente el proceso y, con ello, la calidad de vida de ambos. Veamos cómo son estas prendas y cómo ayudan en este aspecto.

 

¿Cómo debe ser la ropa para ancianos encamados?

Obviamente, para disfrutar de esta situación, mucho más sencilla de lo habitual, es necesario hacerse con prendas con un diseño especial que cubra cada una de las necesidades en cada caso, la ropa adaptada.

El objetivo principal será siempre poder vestir y desvestir a los usuarios así como realizar su aseo y demás tratando de respetar al máximo la imposibilidad de movilidad que padecen así como el resto de particularidades que pudieran presentar.

 

Prendas para ancianos en cama

De entre las prendas adaptadas, las más adecuadas para el caso de anciano encamado son:

• Pijama mono con cierre en pernera: Se vuelve esencial puesto que, en la práctica totalidad de los casos, la persona encamada no puede acudir al baño y, por tanto, aunque su control de esfínteres sea adecuado, termina usando pañal. El cierre en la cara interior de las piernas permite realizar el cambio de pañal de manera sencilla, sin tener que desvestir por completo a la persona, con las molestias a nivel de motricidad que ello conlleva.

• Camisón con cierre a la espalda: Este es muy sencillo de colocar; a penas requiere incorporar al usuario y colocarlo por delante, como un baby infantil. Los hay de hombre y de mujer y de manga corta o larga por lo que son una buena solución cuando la dificultad de movimiento sea máxima. Además, también permiten acceder al pañal con mucha facilidad.

• Blusas y vestidos: Ambas prendas son similares al camisón, incluyendo un cierre en la espalda que permite el vestido y desvestido muy fácilmente, incluso en las situaciones en las que el anciano no es colaborador.

• Pantalón sin cierre: Los pantalones sin cierres ni otros detalles, con cintura adaptable de goma, son muy sencillos de poner pero, sobre todo, de quitar. Además, son una solución muy cómoda y abrigada.

  

Algunas generalidades sobre la ropa para ancianos encamados

Ni qué decir tiene que para una persona que se pasa las horas postrada, la comodidad de la ropa debe ser máxima. Eso implica que sea agradable al tacto, muy suave, sin ser, obviamente, rasposa, e incluyendo siempre la mínima cantidad de cierres y abalorios que se puedan clavar. De hecho, hasta las costuras deben ser suaves precisamente por este motivo.

 

Obviamente, puede darse el caso de que un usuario tenga más de una necesidad y que, por tanto, no se puedan utilizar específicamente estas prendas; esto es algo que hay que considerar en cada caso, valorando tanto las necesidades como las posibilidades, pero no te preocupes porque en Disseny Vital siempre ofrecemos una solución acertada a cada situación; ¡sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros!